¿El sueño se estudia?

Dormir es una función esencial de nuestro cuerpo, nos permite descansar, recargar energía para el siguiente día y a mantener nuestro cuerpo funcionando.


A pesar de su importancia, muchas personas enfrentan algunos trastornos de sueño que afectan su calidad de vida, como insomnio, ronquidos, sonambulismo, pesadillas y más.


La medicina del sueño se encarga de estudiar estos problemas para ayudarnos a corregirlos y a recuperar nuestra calidad de sueño y de vida. Los principales estudios que realiza para diagnosticarlos son:

  1. Poligrafía: La poligrafía cardiorrespiratoria es un estudio sencillo para los pacientes que sospechan de ronquidos y apnea del sueño. Este estudio se lleva a cabo en casa con dispositivos portátiles.

  2. Polisomnografía: Es un estudio que registra las funciones de nuestro cuerpo cuando dormimos o intentamos dormir, por ejemplo: La función de nuestros pulmones, el nivel de oxígeno, la posición del cuerpo, actividad eléctrica de los músculos, el movimiento de los ojos y la frecuencia cardíaca. Este es el estudio más común cuando se sospecha de algún problema del sueño y se realiza en un laboratorio.

  3. Espirometría: El estándar de oro para conocer nuestra función pulmonar. Se realiza con un aparato que mide la capacidad y el volumen de nuestros pulmones para poder diagnosticar cualquier problema respiratorio.

Así que sí; el sueño sí se estudia y los especialistas en trastornos del sueño están aquí para ayudarnos a dormir y descansar mejor. Ahora que conoces más al respecto, si sospechas que tienes algún problema del sueño, contáctanos y te ayudamos a resolverlo.



Entradas destacadas
Entradas recientes